Solemnidad San Juan XXIII

Angelo Giuseppe Roncalli nació el 25 de noviembre de 1881 en Sotto il Monte, diócesis y provincia de Bérgamo, el cuarto de trece hermanos. Ese mismo día fue bautizado. En la parroquia, bajo la guía del excelente sacerdote don Francesco Rebuzzini, recibió una impronta eclesiástica imborrable, que le sirvió de apoyo en las dificultades y de estímulo en las tareas apostólicas.

Leer más
Compartir

EL HOMBRE ES «CAPAZ» DE DIOS II

3 El hombre: Con su apertura a la verdad y a la belleza, con su sentido del bien moral, con su libertad y la voz de su conciencia, con su aspiración al infinito y a la dicha, el hombre se interroga sobre la existencia de Dios. En todo esto se perciben signos de su alma espiritual. La "semilla de eternidad que lleva en sí, al ser irreductible a la sola materia" (GS 18,1; cf. 14,2), su alma, no puede tener origen más que en Dios.

Leer más
Compartir

ENSUCIARSE ES BUENO PARA LOS NIÑOS

Jugar al aire libre está bajo amenaza. Esta es la alarmante conclusión de un estudio realizado, tras analizar los hábitos de juego de los niños en España. Y creemos que esa situación se extiende a muchos países en el mundo.

Concretamente el estudio revela que el 49% de los niños españoles de entre 5 y 12 años —porcentaje que equivale a más de 2 millones de niños — pasa menos de una hora al día al aire libre.

 De este 49%, un 11% juega menos de media hora diaria fuera de casa y un 5% no lo hace nunca.

Leer más
Compartir

La Oración nos acerca a Dios

La oración es tener un encuentro personal con Dios, en ella lo buscamos, estamos en contacto y nos acercamos a Él. En este diálogo íntimo expresamos alabanzas, lo adoramos, damos gracias, pedimos perdón e imploramos lo que necesitamos. Orar es llamar a Dios y responder a sus invitaciones, esto hace que sea un diálogo de amor. Su palabra dice: “No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también. Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús”. Filipenses 4, 6 - 7.

Leer más
Compartir

Comencemos en la oración

Las lecturas de hoy nos invitan a conocer qué es la oración, no es animarnos, ni darnos por vencidos, es insistir y persistir, ser constantes. Debemos comenzar en la oración y perdurar en ella, teniendo fe y no dejándola de lado ante el primer obstáculo que se presente en el camino. Debemos ser insistentes en la oración y más cuando es por los demás. La constancia va relacionada con la madurez y debemos seguir en la lucha con los objetivos que nos ponemos y las cosas que anhelamos, debemos ser sensatos y saber lo que queremos. El objetivo de la oración no es solo pedir cosas, sino pedir Espíritu Santo, ese debe ser el fin de la oración. Pidámosle a Dios que nos enseñe a pedir el Espíritu Santo y sobre todo a ser dóciles a su acción en nuestras vidas. 

Leer más
Compartir