¡El amor de Dios en 3 regalos!

La Palabra del Señor hoy nos deja tres regalos para nuestra vida, los cuales debemos aprovechar y vivirlos a plenitud:


El Evangelio nos da 2 de esos regalos, el primero la vivencia del amor desde el ejemplo de Dios, “Éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado” Juan 15, 12.


El amor es la experiencia autentica de resurrección, y ese el llamado para nuestra vida, para nuestras familias y comunidades: dejar las contradicciones y amar, pero no con un amor cualquiera, sino como Él nos amó, con un amor sin medidas ni condiciones, y seguido de este nos entrega el segundo regalo, la amistad: “Nadie tiene un amor más grande, que el que da la vida por sus amigos” Juan 15, 13.


Jesús se nos ofrece como el amigo que nunca falla, el que nos ama y desea lo mejor para nosotros. Dios es tan grande y hoy nos dice que nos considera sus amigos. Él vino para salvarnos, para ayudarnos y en él encontramos las características de ese amigo verdadero:


• El mejor aliado.
• Siempre busca el bien para ti.
• La confianza y la sinceridad son base de la relación.
• El amor que ofrece no tiene límites.
• Se alegra de tus logros, disfruta de tus éxitos.
• Busca siempre tu bienestar.


En estos tiempos de pandemia recordemos que tenemos ese amigo fiel llamado Jesús, que quiere que nuestra vida este bien en todo aspecto, salud, economía, familia, etc. Y para ello nos da un tercer regalo, la acción del Espíritu Santo.


A través de la carta de Hechos de los Apóstoles podemos ver como la acción del Espíritu Santo nos permite abrir caminos, dar oportunidades siempre en comunión con Dios y fidelidad a Él, el Paráclito nos da la sabiduría para cambiar esquemas y alejar todo lo que no nos deja crecer o avanzar en la vida cristiana, porque la vida en el Señor es un don, el don de Dios en el amor y la libertad. Por eso siempre debemos buscar la guía del Espíritu para que está nos conduzca por caminos de vida, de libertad y plenitud, que son los caminos del Señor que nos permiten dar fruto y darlo en abundancia.


Hoy tenemos 3 grandes mensajes que proclamar e interiorizar en nuestras vidas:

  1. Dios nos ama sin medida, y nos invita a hacer del amor una vivencia
  2. Jesús nos llama amigos, y ofrece por nosotros su vida
  3. Pidamos la acción del Espíritu Santo y demos frutos en abundancia
Compartir
Entradas relacionadas
Deja un comentario

Tu dirección email no será publicada. Los campos requeridos están marcados *