Hoy día todo es relativo, eso es lo que nos están vendiendo algunos medios de comunicación, diciendo que lo importante es no fastidiar a los demás, por eso hay que ir en contra de la autoridad, de los que imponen leyes, en primer orden contra la Iglesia, porque parece que a todo dice que No, lo mismo los sacerdotes.