El padre Ángel Espinosa habla de tres palabras que hay que tomar en cuenta para perseverar en medio de las dificultades: valorar, defender y crecer en el amor. Valorar el tesoro que se tiene: La familia, los hijos, los sacramentos. A la luz de la palabra se nos dice que se lleva un tesoro en vasijas de barro, como los sentimientos, el esposo, la esposa y el amor en todos los sentidos. Defender es comprender que hombres y mujeres son diferentes y que el amor hay que regarlo como la primera vez, por tanto no hay que descuidar el matrimonio para que el amor crezca en la presencia de Dios.