Dios Nos guía en la dificultades pero como nos cuesta hacer de parte nuestra, Nuestro Señor no es un solucionador de problemas ni un esclavo, por qué oramos dando órdenes y Dios no va hacer por ti lo que te toca hacer a ti, Dios siempre Nos Escucha siempre nos ayuda siempre esta hay de tu mano, pero siempre pide con fe y entrégate de corazón.