«Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y llenó de poder a Jesús de Nazaret, el cual pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el demonio, porque Dios estaba con él» Hechos 10, 38

Dios nos quiere ungir también a nosotros con el Poder del Espíritu, estamos invitados a prepararnos y al igual que Cristo, pasar haciendo el bien. Por eso estamos aprovechando estos días de Pascua, como la preparación al nuevo Pentecostés, y dar la oportunidad al Paráclito que actúe y se manifieste grande sobre nosotros.

Desde la Emisora Minuto de Dios Bogotá, queremos invitarte a este maravilloso encuentro, Pentecostés 2019, el próximo 03 de junio, en la Plaza de Banderas Minuto de Dios, desde las 9:00 a.m. Un día para acércanos al Padre, un día para dejarnos llenar de amor y fuego del Santo Espíritu, el día para salir ungidos, bendecidos y felices por la compañía permanente de Dios en nuestras vidas.

En esta ocasión nos acompañarán:

Desde el Salvador, el Padre Martín Ávalos, un siervo del Espíritu que, a través de su camino pastoral, descubrió su gusto por la música, y logró vincularlo con la evangelización, para ser un instrumento perfecto de la acción de Dios. Apoyado del ministerio “Dei Verbum” (Palabra de Dios), colocan sus carismas a la acción del Espíritu.

Por Colombia, Padre Diego Jaramillo, director de la Organización Minuto de Dios y uno de los mayores promotores de nuestra amada corriente de gracia de la Renovación Católica Carismática (RCC).  

Nuestro director el Padre Javier Riveros, un sacerdote lleno de la gracia de Dios, y un servidor del Espíritu Santo, a través de sus prédicas y oraciones llega a los corazones que necesitan vivir o renovar el encuentro con Dios.

En la parte musical Carisma Verde, un ministerio de la RCC, lleno de alegría, transmitida a través de sus cantos, con los cuales invitan siempre a renovar constantemente ese encuentro con el Padre para ver y sentir nuestro llamado de cristianos de una manera alegre y abierta a todos los que la necesitan.

Queremos como iglesia encontrarnos, para que al igual que los discípulos después de Pentecostés podamos ser guiados por la acción del Espíritu, para llevar el mensaje de amor a todos lados, para ser esos servidores de la evangelización que el mundo necesita, que nuestra familia necesita. Un día para llenarnos de felicidad, a través de oración, alabanza, adoración, comunión con la fuerza y el poder del Espíritu, y así salir renovados y listos para la misión.

Te esperamos, la entrada es libre y es un evento familiar en torno al Santo Espíritu de Dios. ¡Ven, deja que la efusión del Paráclito nos llene de nuevas fuerzas!