Reflexión de Iván Cardona.