Dios nos continúa bendiciendo cada miércoles con la Asamblea Carismática. Fue una noche llena del amor y la bendición de Dios, entendiendo que  Él cargará la angustia de tu corazón.

Pasamos siempre por tribulaciones, pero siempre está Jesús haciéndonos saber que Él es más fuerte que los problemas que buscan derrumbarnos. Así como Jesús atravesando los mares, así supera los problemas, debemos depositar toda nuestra confianza en el dueño de la vida. Los discípulos sintieron miedo al ver el poder del Señor, alejemos ese miedo de nosotros permitámosle al Señor obrar en nuestras vidas.

Sigue todos los momentos de esta gran Asamblea Carismática