Es motivo de alegría para todos los católicos, pues nos estamos acercando a un nuevo tiempo litúrgico llamado el adviento, todos los cristianos estamos a la espera del Sol de justicia, Jesús el Hijo de Dios.

Adviento viene del latín “adventus” que quiere decir, venida, o venida de Jesucristo. La Iglesia Católica en su liturgia, da el nombre de Adviento a las cuatro semanas que anteceden a la Navidad, como tiempo fuerte, para tener esperanza y perdón de nuestros pecados, para la llegada del Emmanuel o Dios con nosotros.

En este tiempo litúrgico se utiliza el morado, el púrpura y el rosado que significan penitencia. Adviento es un período privilegiado para todos los cristianos ya que invita a recordar el pasado, vivir el presente y a prepararnos para el futuro. Recordar el pasado, es celebrar y contemplar el nacimiento de Jesús, que vino y nació en Belén, lleno de humildad y pobreza. Vivir el presente, es vivir siempre vigilantes, caminando por los caminos del Señor, en la justicia y en el amor, y preparar el futuro, se trata de prepararnos para la Parusía o segunda venida de Jesucristo, esperamos su venida triunfante que nos traerá la salvación.

El adviento comprende cuatro semanas antes de la Navidad, es un tiempo de preparación, esperanza y arrepentimiento de nuestros pecados para la llegada del niño Jesús, pero más que algo simbólico es dejarlo nacer en nuestro corazón, nos preparamos para la navidad y la segunda venida de Cristo al mundo, cuando volverá como Rey de todo el Universo. En este tiempo especial revisemos ¿cómo ha sido nuestra vida espiritual?, miremos ¿cómo está nuestra vida en relación con Dios?.

Cosas que debes saber del adviento:

El adviento comprende cuatro semanas antes de la Navidad, es un tiempo de preparación, esperanza y arrepentimiento de nuestros pecados, es prepararnos para la llegada del niño Jesús, pero más que algo simbólico es el nacimiento en nuestro corazón, nos preparamos para la navidad y la segunda venida de Cristo al mundo, cuando volverá como Rey de todo el Universo. Por eso en este tiempo especial revisemos ¿cómo ha sido nuestra vida espiritual?, miremos ¿cómo está nuestra vida en relación con Dios?.