En los tres punto que el Padre Germán Prieto señala (pecado, justicia, y juicio) resalta que el pecado es no creer en Jesús y se cataloga como una infidelidad a Dios. La justicia es volver al Padre y lo puedes encontrar en el Evangelio de Juan, y el juicio es el estar en una constante lucha como las que tuvo que pasar Jesús.