QUEREMOS QUE CREZCAN BIEN Y FELICES

«Queremos que crezcan felices, de la infancia a la adolescencia», el nuevo libro de la psicóloga infantil Silvia Álava, llega a las librerías casi por petición popular. «Tras la publicación de "Queremos hijos felices", muchos padres querían saber cómo actuar con hijos más grandes. Por eso en esta nueva entrega hemos decidido centrarnos en el periodo que va comprendido entre los seis y los doce años». Así, a través de experiencias reales vistas en consulta, Álava va tratando todo aquello que causa dudas a la familia, y hace que los padres se sientan mal, fallen, pierdan la paciencia, griten o digan cosas de las que luego se arrepienten.«Queremos que crezcan felices, de la infancia a la adolescencia», el nuevo libro de la psicóloga infantil Silvia Álava, llega a las librerías casi por petición popular. «Tras la publicación de "Queremos hijos felices", muchos padres querían saber cómo actuar con hijos más grandes. Por eso en esta nueva entrega hemos decidido centrarnos en el periodo que va comprendido entre los seis y los doce años». Así, a través de experiencias reales vistas en consulta, Álava va tratando todo aquello que causa dudas a la familia, y hace que los padres se sientan mal, fallen, pierdan la paciencia, griten o digan cosas de las que luego se arrepienten.

-Muchos padres de hoy se ven perdidos ante tanta información sobre cómo educar a sus hijos.

-Los padres de hoy lo tienen más difícil que nunca. Porque se les junta  que están muy preparados a nivel profesional pero luego tienen un nivel de exigencia altísimo. A los padres de hoy en día se les exige prácticamente que sean perfectos en todas las facetas de su vida, incluida la paternidad. Pero es que la sociedad también exige a los niños que sean perfectos. Los niños desde bien pequeños ya tienen que estar apuntados a idiomas, a algún deporte, sacar unas notas estupendísimas… Creo que debemos relajarnos, intentar disfrutar de la paternidad, y que los niños disfruten de la niñez. Los padres deben ya no solo trabajar ese sentimiento de culpabilidad, sino también que somos imperfectos. Deben asumirlo. Lo van a hacer lo mejor posible, pero nunca hay que buscar ser el padre perfecto, porque el padre perfecto y la madre perfecta no existen.

-Los niños necesitan tiempo para jugar, y también necesitan tiempo para aburrirse. Hay momentos y edades para todo. Pero incluso cuando son un poquito más mayores, que ya no estamos hablando de niños pequeños, a partir de los 6 años, también necesitan un "tiempo en blanco", por así decirlo. Lo que no podemos pretender es que un niño tenga desde que se levanta hasta que se acuesta incluida toda la tarde completamente planificada de tal forma que no les sobra ningún minuto libre. Ese ritmo no hay quien lo aguante. Porque eso implica estar en una continua capacidad de atención, de organización, de planificación… no les das tiempo para distraerse un minuto con un muñeco. Los niños de hoy en día tienen que aprender a aburrirse.

Es genial aprender a aburrirse, aprender a estar con uno mismo… Si están todo el tiempo con un adulto que les guía, les planifica la tarea, no les dejas favorecer su autonomía, no les dejas generar recursos... No decimos que los niños no tengan que hacer actividades, pero sí que hay que reservar un tiempo libre para que estén ellos solos, que aprendan a entretenerse, que aprendan a aburrirse, y a generar una serie de competencias, desarrollar la imaginación.

-Pero ahora todos los niños van a extraescolares. Parece que si no puede jugar en desventaja con otros niños de su entorno.

-Respecto a esto, es importante saber que cada niño tiene una velocidad de desarrollo. Y que no le podemos comparar ni con los amigos ni con los hermanos. Eso hay que asumirlo. A lo mejor el hijo del vecino tiene otra realidad, u otras competencias diferentes. Cada niño puede tener unos puntos en los que destaque, y esto no significa que sean ni mejores ni peores. Dentro de la familia, educar no es favorecer una competición para ver qué hijo es el mejor. Cada niño tiene que hacerlo lo mejor que pueda según sus posibilidades. Y nosotros tenemos la responsabilidad de reforzar según sus posibilidades, pero no se les puede exigir a todos los niños lo mismo. Eso es una faena. Porque hay algunos que pueden dar muchísimo y otros no te pueden dar todo. Y por supuesto no puedes compararle con amiguitos o vecinos…

-Muchas veces son ellos mismos los que a edades muy tempranas se miden con aquellos niños que les rodean de forma habitual.

-Sí. También ocurre. Pero muchas veces los niños no entienden que los otros niños con los que tratan son mayores que ellos. Y un año en un pequeño de esas edades es muchísimo, es un mundo. Sobre todo porque maduran cognitivamente como a estirones. Igual que cuando crecen en altura. En este sentido a los 6 años hay un cambio muy importante, donde la función ejecutiva se empieza a regular. Entorno a los 8 o 9 años se produce otro cambio importante. De pronto se produce ese estirón y se ve todo de golpe. De la noche a la mañana no pero si de una semana a otra. No desesperemos. Cuando se trabaja con los niños determinados aspectos de su evolución y no vemos resultados no es que no se estén consiguiendo objetivos. Es que los niños necesitan un determinado periodo de tiempo para ir asimilando el aprendizaje.

-En el libro nos ofrecen un consejo muy básico, como es no poner etiquetas al niño. ¿Qué alternativas hay?

-El niño nunca va a funcionar bien con etiquetas. Una de las cosas en las que insistimos mucho es que en castellano existen dos verbos, ser y estar. Podemos decir "tú no eres malo; te estás portando mal, y en concreto hoy porque no has hecho los deberes, porque has gritado a tu hermano…". Debemos especificar exactamente lo que está haciendo mal en ese momento. FIN DE LA PRIMERA PAARTE

 

 

Leer más
Compartir

CRITERIOS DE RENOVACIÓN MORAL. Lección No. 10

RELACIÓN ENTRE EL ANTIGUO Y EL NUEVO TESTAMENTO

 

Según la Dei Verbum # 14 la historia de salvación que vivió el pueblo de Israel, testificada y consignada en los escritos santos del Antiguo Testamento, son la preparación, conforme al proceso de la pedagogía divina, del género humano para que éste reciba la salvación. La misma constitución dogmática Dei Verbum 15, nos dice cómo la orientación del Antiguo Testamento estaba dirigida sobre todo para preparar proféticamente (Lc. 24,44; Jn. 5,39.) con diversas figuras la venida del Reino mesiánico del Cristo.

Leer más
Compartir

¡HABLE CON LOS NIÑOS Y NO LOS CASTIGUE!

«Como no te acabes ya la cena, mañana no vamos al parque», «sueltas el iPad o te quedas una semana sin cogerlo», «ordena tu habitación o te quedas sin salir»... ¿Qué padres no han amenazado y puesto alguna vez, o muchas, un castigo a sus hijos con el fin de conseguir que obedezcan una orden?

Según Álvaro Bilbao, doctor en Psicología, neuropsicólogo y autor de «El cerebro del niño explicado a los padres», los progenitores actúan de esta manera siempre confiados en que el niño aprenda un buen comportamiento. 

Leer más
Compartir

CRITERIOS DE RENOVACIÓN MORAL. Lección No. 9

Por: Mauricio Gabriel Pareja Bayter

PAPEL DEL MAGISTERIO EN RELACIÓN CON LA REVELACIÓN II

 

 

El ladrón sólo viene para robar y matar y destruir;

yo he venido para que tengan vida,

y para que la tengan en abundancia.

Juan 10, 10

 

El papel del Magisterio en relación con la revelación, como bien hemos indicado en la lección No. 9, se puede resumir en lo señalado en el evangelio de Juan 10, 10:

 

-       El magisterio de los ladroneses el magisterio de la mentira cuyo propósito se puede sintetizar en estas tres palabras: Robar, Matar y Destruir.

 

-       El magisterio de Cristoes un magisterio para generar vida abundante (Juan 3, 16).

Leer más
Compartir

EDUQUEMOS A NIÑAS Y NIÑOS IGUALES, ACABEMOS CON LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Decir que alguien llora «como niña». Sugerir que quien golpea o juega con debilidad o torpeza «es una nena». Que cuando tu hijo vuelve de la escuela diciendo que tiene una nueva amiga le preguntes « ¿y es bonita?». Todas son actitudes cotidianas –y en apariencia inofensivas– que evitan que las cifras de discriminación hacia las niñas y mujeres disminuyan.

«Niños y niñas deben ser tratados con cariño y respeto en un ámbito de protección, permitiéndoles desarrollar todo su potencial libres de estereotipos de género», dice Armando Oviedo, gerente nacional de Plan Internacional.

 

Decir que alguien llora «como niña». Sugerir que quien golpea o juega con debilidad o torpeza «es una nena». Que cuando tu hijo vuelve de la escuela diciendo que tiene una nueva amiga le preguntes « ¿y es bonita?». Todas son actitudes cotidianas –y en apariencia inofensivas– que evitan que las cifras de discriminación hacia las niñas y mujeres disminuyan.

«Niños y niñas deben ser tratados con cariño y respeto en un ámbito de protección, permitiéndoles desarrollar todo su potencial libres de estereotipos de género», dice Armando Oviedo, gerente nacional de Plan Internacional.

De acuerdo al informe del Instituto de Medicina Legal, 637 mujeres han muerto de forma violenta durante el año, de ese porcentaje 83 casos están relacionados con discriminación de género. Es decir, que aunque en Colombia aún no se tipifica el delito de feminicidio, las cifras muestran que en la mayoría de los casos, la muerte de las mujeres obedece a crímenes de odio hacia ellas. 514 fueron asesinadas en 2013 y 583 en el periodo 2007 – 2011 a manos de sus parejas o ex parejas.

En el Perú, de los 609 casos de feminicidio entre el 2009 y el 2013, 44 corresponden a niñas de entre 0 y 12 años, según cifras de esta ONG. De los reportes de violencia familiar, el 65% de los casos fueron hacia niñas y adolescentes mujeres [de 0 a 17 años] y el 92% de los casos atendidos por violación sexual fueron de niñas y adolescentes mujeres.

Y la situación de violencia contra las niñas en el resto del mundo no es distinta. Por esta razón, Naciones Unidas declaró el 11 de octubre como el Día Internacional de la Niña, para reconocer los derechos y desafíos que afrontan a diario.

 El afecto, cuidados, alimentación y educación de calidad harán de tu pequeña hija, hermana, sobrina o vecina un agente de cambio a corto o a largo plazo. Acompañarla en su crecimiento y despejar sus dudas fortalecerá su amor propio, será más difícil que ceda ante cualquier presión o siga determinada moda sin convicción.

«Si en la familia, el papá asume labores tradicionalmente consideradas como femeninas, como estar a cargo de que la ropa esté limpia y la mamá se encargase, por ejemplo, de la generación de ingresos; niños y niñas tendrán una mayor posibilidad de construir su propia masculinidad y femineidad libre de prejuicios discriminadores», señala Oviedo.

Una niña bien informada, tomará mejores decisiones cuando sea mujer, denunciará lo que le parezca que está mal y cambiará lo que esté a su alcance. El empoderamiento de las niñas es la garantía de un futuro más próspero. Que el cambio empiece en casa.

Consejos:

Cero etiquetas. La crianza de niñas y niños no debe ser diferente. Permítele desarrollar actividades relacionadas al desempeño físico y que explore el mundo.

Habla con ella. Que el clima familiar sea propicio para expresar sus preocupaciones.

Belleza. Los patrones estéticos son constructos culturales. Enséñale que su valía está en su identidad y valores.

Estimulación. Ayúdala a fortalecer su sentido de independencia.

Defensa. El origen de la discriminación es la ignorancia. Si tu niña lo entiende así, aprenderá a superar cualquier experiencia desagradable que afecte su autoestima.

 

 

 

 

Leer más
Compartir

CRITERIOS DE RENOVACIÓN MORAL. Lección No. 8

PAPEL DEL MAGISTERIO EN RELACIÓN CON LA REVELACIÓN

 

 

El Magisterio de la Iglesia y la infalibilidad tienen como marco epistemológico fundamental

los límites de la Sagrada Escritura y de la Tradición.

Tales límites emanan de la naturaleza eclesial de ambos, dado que el Magisterio no puede enseñar como obligante y vinculante sino lo que ha sido recibido como tal por la Iglesia,

en éste sentido los límites de la fe están señalados por la Biblia, la Tradición y el Magisterio,

siendo sólo la primera “norma normativa no normada” para los creyentes,

mientras que las dos siguientes son “norma normativa

pero normadas o en subordinación a la primera”. Cf. L.G. 25.

 

La comunidad eclesial es fiel servidora de la Palabra de Dios comunicada en Cristo, por eso ella tiene dentro de esa misión de servicio la responsabilidad de interpretarla auténticamente, y también Por ésa misma razón de peso, el Magisterio de la Iglesia sólo puede entenderse y ejercitarse como servicio humilde a la Palabra de Dios, no por encima de ella, ni aún a la par de ella, mucho menos como sustituto o en contra de ella (Cf. Dei Verbum 10).

Leer más
Compartir

Un encuentro que cambia la vida

Estoy convencido que ser cristiano es un modo de vida, creer en Jesucristo me da una forma de vivir que da felicidad, entiendo que tener fe no solo es decirlo, sino que se expresa en una forma de relacionarme conmigo mismo, con los demás y con Dios. Te propongo que reflexionemos a partir del relato…

Leer más
Compartir

CÓMO ENFRENTAR LAS PESADILLAS EN LOS NIÑOS

Despertarse en mitad de la noche por culpa de una pesadilla es un recuerdo que muchos adultos tienen de su infancia, pero cuando estos episodios se dan entre los más pequeños y la respuesta de los adultos es insuficiente, los terrores nocturnos pueden convertirse en un problema.

Los terrores nocturnos, si no se tratan a tiempo, pueden determinar elcarácter de un niño en su adultez. Niños que serán más reservados, tristes o huraños

Leer más
Compartir

CRITERIOS DE RENOVACIÓN MORAL. Lección No. 7

 

PAPEL DE LA TRADICIÓN EN LA MORAL CATÓLICA

 

“Así, pues, la predicación apostólica, que está expuesta de un modo especial en los libros inspirados, debía conservarse hasta el fin de los tiempos por una sucesión continua.

De ahí que los Apóstoles, comunicando lo que de ellos mismos han recibido, amonestan a los fieles que conserven las tradiciones que han aprendido o de palabra o por escrito, y que sigan combatiendo por la fe que se les ha dado una vez para siempre.

Ahora bien, lo que enseñaron los Apóstoles encierra todo lo necesario

para que el Pueblo de Dios viva santamente y aumente su fe,

y de esta forma la Iglesia, en su doctrina, en su vida y en su culto perpetúa y transmite

a todas las generaciones todo lo que ella es, todo lo que cree.”

 

Dei Verbum # 8

 

La tradiciónha sido el vehículo por el cual se ha conservado la doctrina expuesta por la predicación apostólica. La Iglesia a través de los tiempos en muchas de sus expresiones ha conservado el depósito de la revelación, esto lo podemos ver en la doctrina de los Padres, que con sus paulatinas intuiciones fueron enriqueciendo las posibilidades de interpretación del dato revelado.

Leer más
Compartir

SUGERENCIAS PARA EDUCAR SIN GRITOS

¿Quién no ha gritado a sus hijos alguna vez?  Se  reconozca o  no, los padres y madres saben que alguna vez, o muchas, gritan a sus hijos. Cierto es que la vorágine del día a día, las prisas, los atascos, el estrés de la casa, el trabajo, de llegar a fin de mes..., favorece que podamos estallar con una palabra más alta que la otra cuando un hijo no hace caso a la petición de sus padres. Al final, el estrés de los padres lo pagan los hijos.

Según Tania García, experta en Educación Respetuosa y asesora familiar, educar con gritos, no es más que un sistema fácil y cómodo al que recurren los padres. Es decir, «como no tienen otras herramientas, deciden hacer uso de aquello que han conocido cuando ellos eran pequeños, aunque no se sientan bien llevándolo a cabo».

 

Leer más
Compartir