DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE

50 Mediante la razón natural, el hombre puede conocer a Dios con certeza a partir de sus obras. Pero existe otro orden de conocimiento que el hombre no puede de ningún modo alcanzar por sus propias fuerzas, el de la Revelación divina (cf. Concilio Vaticano I: DS 3015). Por una decisión enteramente libre, Dios se revela y se da al hombre. Lo hace revelando su misterio, su designio benevolente que estableció desde la eternidad en Cristo en favor de todos los hombres. Revela plenamente su designio enviando a su Hijo amado, nuestro Señor Jesucristo, y al Espíritu Santo.

Leer más
Compartir

Perdonar y Orar por los enemigos

Merezcámoslo o no siempre tenemos personas que buscan hacernos daño y que nos lo causan con sus palabras y comportamientos. ¿Qué hacer frente a esa situación? Normalmente uno tiene ganas de desquitarse y de pagar con la misma moneda a todos aquellos que lo han maltratado a uno. Sin embargo este método lo único que ocasiona son más problemas y nos envenena el alma, por eso no es el camino recomendado para un creyente o alguien que quiere tener paz en su corazón.

Ahora es claro que no vamos a dejar que la gente pisotee nuestra dignidad pero también está claro que devolver mal por mal. Con dignidad y asertividad somos capaces de responderles a los demás sin dejar que su lógica destructiva nos impulse. Los cristianos no tratamos de dañar a nadie. Sabemos que los demás no nos puede convertir a su malevol lógica de dolor y de venganza.

Leer más
Compartir

¿TIENES UN HIJO ABUSADOR?

¡Imposible! ¿Qué mi hijo acosa a otros niños? ¡No puede ser!». La primera reacción de los padres al conocer que su hijo es un acosador es negarlo a toda costa. En algunos casos pueden tener la sospecha por su comportamiento en casa, pero no se atreven a asumirlo y siempre echan la culpa a la otra parte de provocarlo. En otras ocasiones, es una verdadera sorpresa y la no aceptación se debe a que no quieren reconocer que no saben cómo es su hijo, que no le conocen. Pero, la realidad es la que es. ¿Cómo deben actuar los padres de un acosador?

El proceso habitual es que los padres se enteren porque los progenitores de la víctima acosada ha acudido al centro escolar a manifestar su queja. Cuando los responsables del colegio citan a los padres para ponerles al corriente, «deben acudir y escuchar lo sucedido porque en la mayoría de las escuelas, si se sigue un protocolo riguroso, la detección de este tipo de comportamientos está muy contrastada antes de comunicarlo a los padres –asegura Óscar Cortijo, co autor del libro «Cómo prevenir el acoso escolar»–.

Leer más
Compartir

Por medio del servicio Martín entró a lo más alto

Reflexión del jesuita Guillermo Ortiz

Podés contárselo a los chicos, porque su persona es realmente simpática y también las imágenes que lo representan. Hoy tendría en la mano una aspiradora en lugar de la escoba, pero el perro, el gato y el ratón son mucho más que las simples mascotas en los departamentos. Se trata de Martín de Porres, el mulato contemporáneo de santa Rosa de Lima, patrona de América Latina.

Leer más
Compartir

San Carlos Borromeo

Hijo de Gilberto Borromeo y Margarita de Medici, propietarios de las tierras alrededor del Lago Mayor y sobrino del Papa Pío IV, Carlos Borromeo había podido asumir el destino de los hijos segundos de las familias ricas: convertirse en soldado o emprender la carrera eclesiástica para gozar de comodidades y de privilegios. Pero no fue así porque Carlos supo entregarse al sacerdocio con toda su alma y con toda su inmensa fe.

Leer más
Compartir

Ser misericordiosos como el Padre

Las lecturas de hoy nos invitan a ser misericordiosos en toda ocasión sin juzgar las caídas de nuestros hermanos, en vez de esto debemos ser puentes para que esa oveja perdida vuelta al rebaño del Señor. Jesús nunca deja de amarnos, ni salvarnos, Él nos ama siempre y por eso entrego su vida por todos nosotros. El Señor no quiere perder a ninguna de sus ovejas y por eso obra con misericordia. Pidámosle al Dios de la vida que nos enseñe a disponer nuestros corazones para no perdernos del rebaño del Señor y en vez de esto ayudar a que nuestros hermanos se conviertan.

Leer más
Compartir

No hay parejas ideales, sino parejas reales

La Asamblea  se reunió una vez más para ponerse a los pues del maestro y escucharle, porque su palabra libera, arranca la tristeza y obra el milagro de volverle el sentido a la vida. Sólo la palabra del Señor tiene poder.

Para esta ocasión el padre Jorge Moya acompaño a todos los asistentes y recordó que sólo Dios es quien tiene palabras de vida eterna.

Leer más
Compartir

¿Sientes desolación espíritual?

En nuestra vida acontecen situaciones de tristeza, alegría, nostalgia o desilusión. Estamos bien cuando en nuestra vida nos pasan cosas buenas y alegres pero a veces nos invaden los momentos de desinterés, tedio o aflicción. Nos sentimos como en tinieblas, oscuridad, confusión, que nos lleva a encerrarnos en sí mismos y esto repercute en discusiones, peleas, rencores, a sentirnos no amados por Dios y poco a poco llegamos a no valorarnos a decir que no valemos nada, “no sirvo para nada”, “nadie me quiere”, “nadie me entiende”.

Leer más
Compartir

San Martín de Porres

Hijo ilegitimo de un caballero español y de una esclava negra; Martín de Porres era aquel que recibía y aconsejaba al virrey de España, aunque lo atendiera de puertas para fuera, si estaba cuidando a un enfermo.  Este es el retrato más inmediato de un santo, símbolo de Suramérica que supo ir más allá de las desconfianzas de la época y enseñas que todos somos hermanos. Además que los distintos colores de la piel o la variedad no son una imperfección, sino una gran riqueza.

Leer más
Compartir

Disfrutemos la vida que Dios nos da

La muerte es una realidad de la vida que nos interroga y de la cual no hablamos. ¿Cómo estamos viviendo?  Dios ha puesto vida en cada uno de nosotros y esa vida es un milagro, además de ser un regalo para los demás.  Todos nacemos con un propósito y se va identificando con la tarea y con el deseo de Dios que nuestra vida se vuelva eterna  más allá de los límites de la muerte y las fronteras del dolor, del luto y del llanto. Pidámosle al Dios de la vida que nos enseñe a vivir, amando a nuestra familia, sirviendo a los demás y disfrutando de cada regalo que Él nos da. 

Leer más
Compartir