Jesús el Señor está realmente presente en el Santísimo Sacramento de la Eucaristía. Ponte en su presencia y ora al Señor quien todo lo puede.