Cristo vive. Él es nuestra esperanza y la juventud más hermosa de este mundo. Todo lo que toca se hace joven, se hace nuevo, se llena de vida. Por lo tanto, las primeras palabras que quiero dirigir a cada joven cristiano son: ¡Él vive y te quiere vivo!»

Así da inicio la nueva exhortación Apostólica dónde el Papa centra su mensaje a los jóvenes y la importancia de ellos en la Iglesia, en el ahora.

Lee toda la exhortación aquí