A las 9:51 am (Hora de Roma) inició el vuelo el Papa Francisco con rumbo a Panamá a donde llegó a las 4:30 pm (hora panamá) para celebrar la Jornada Mundial de la Juventus, en su versión N° 34.

Como es costumbre, el Pontífice antes de iniciar su viaje ha pedido oración para este evento que congrega a cientos de jóvenes que buscan fortalecer su fe, “Me voy a la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá. Les pido que oren por este evento tan hermoso e importante en el camino de la Iglesia” así lo escribió el Papa en su cuenta de twitter @pontifex_es

Su Santidad fue recibido en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, por el presidente de Panamá Juan Carlos Varela, la primera dama Lorena Castillo y los representantes de la iglesia. En medio de los actos protocolarios, Francisco fue recogido por el vehículo que se encargó de su recorrido por la ciudad para llevarlo a la Nunciatura Apostólica, en Clayton.

Como es habitual, el recorrido que duró unas horas, tuvo sus momentos al estilo del Papa, pues cientos de peregrinos y panameños se ubicaron en los puntos por donde pasó el Pontífice, quien no desaprovechó para compartir con los fieles, especialmente con los niños; en la vía España frente al hospital San Fernando su Santidad abandonó el auto cerrado y se subió al papamóvil para estar más cerca de la gente.

Con un pequeño acto cultural en la Nunciatura culminó el primer día de Francisco en Panamá. Y así los fieles quedaron a la expectativa de la visita apostólica de su Santidad, que inicia con diversas actividades el día de mañana.