Reflexión de Horacio Trujillo.