Tomando el texto de la Biblia, la carta a los hebreos 12, 1, el padre Javier Riveros invita a los fieles a meditar sobre el ejemplo que dejó Jesús en la tierra: “Nosotros teniendo a nuestro alrededor tantas personas que han demostrado su fe, dejemos a un lado todo lo que nos estorba y el pecado que nos enreda y corramos con fortaleza la carrera que tenemos por delante. – Fijemos nuestra mirada en Jesús”. Porque de él procede nuestra fe y él es quien la perfecciona.