Jesús nos invita en el evangelio de hoy  a acercarnos y  encontrarnos con Él. Jesús consuela, da vida, resucita y nos devuelve la esperanza en toda situación negativa, Él nos mira con su amor misericordioso y se adentra en nuestra realidad, es ahí cuando se encuentra con nosotros, en lo que padecemos. 

Encontrarnos con Jesús hará que en nosotros surja siempre vida, en ocasiones también es importante retirarnos un poco para encontrarnos a profundidad con el Señor, solo Él nos dará esperanza y vida. Todo es debe llevarnos a una transformación de la existencia, de nada sirve que el Señor nos sane si nuestro corazón está intacto. Señor que todo lo que nos suceda junto a ti, nos ponga a vivir en clave de misericordia. Pidámosle a Dios que nos haga dóciles a su acción misericordiosa y permitámosle que se adentre en nuestra realidad. 

Escucha la homilía completa en: