El Padre Gustavo Jamut realiza una hora de Adoración al Santísimo, donde rinde un homenaje especial a Jesucristo en su Presencia eucarística, para ello se apoya en cantos al Espíritu Santo, que muevan el corazón a alabarlo, a bendecirlo, a adorarle como El realmente lo merece, buscando afianzar en los participantes el poder purificador de la Eucaristía para todo aquel que cree en su Presencia poderosa.