Reflexión del Padre Emiliano Tardiff.