La melancolía de la vida

A este hombre le a entrado la melancolía de la vida. Sin embargo, no tiene ningún motivo aparente para ello. Ha triunfado en todo, logró una fortuna aceptable. Construyó una buena residencia. Posee un carro, tiene hijos universitarios, lo acompaña su mujer, de edad madura. Goza de una buena renta, adquirió una buena casa de…

Leer más
Compartir

¿Qué le puedo decir de Jesucristo?

¿Qué palabras podría yo decirles a ustedes acerca de Cristo, que los conmoviera profundamente, hasta el punto de la entrega, del rendimiento total?. Yo podría decirles que Cristo es nuestro salvador. Que Él nos ha salvado totalmente y que debemos estar felices porque ya no hay condenación para nosotros, por la sangre de Cristo (Rom…

Leer más
Compartir

La reunión de los curas

Este obispo no tiene aire monacal. No se parece a ninguno de esos monseñores que se ven pintados en los cuadros de las sacristías, pálidos, ascéticos, serios. Monseñor es sonriente, charlatán. Se burla de todos. Narra cuentos y anécdotas interminables que repite periódicamente. Su conversación es un monólogo increíble. Monseñor despacha todas las mañanas, en…

Leer más
Compartir

La oración, un camino de vida

La oración es un camino de vida y es preciso dar pasos para tener un verdadero encuentro con el Señor. Esos pasos se convierten en palabras, estas palabras en acción, y ellas son las siguientes: La primera palabra es CONVERSIÓN. Quien se dedica a orar, quien quiera aprender este arduo camino, tiene que romper con…

Leer más
Compartir

En la peluquería

Esta distinguida y amable señora, y desde las ocho de la mañana está aguardando su turno en la peluquería. Viste refinadísimamente, aunque recuerda muy bien, pues tiene muy buena memoria, aquel refrán que dice:”La mona, aunque se vista de seda, mona se queda”. Tiene un cuello largo, pero se disimula con muchos collares. En ese…

Leer más
Compartir