El Padre Dario nos muestra lo que el rencor causa y como el perdón es la sanación más grande que podemos llegar a recibir.