La noche de este miércoles fue para el Señor. Dios nos sigue bendiciendo con la oportunidad de congregarnos como hermanos todos los miércoles en la gran Asamblea Carismática.

Después de un gran espacio de oración y alabanza, el padre Gonzalo Gómez sembró en los corazones de todos los asistentes la inquietud de cuáles son las características de un verdadero servidor.

La asamblea recordó la experiencia vivida en Radiominutón 2016 y se extendió la invitación a continuar apoyando esta obra evangelizadora para la gloria de Dios. “Estamos en Post Radiominutón y la obra continua”.

El padre Gonzalo partió del texto bíblico de San Marcos 1, cuando el Señor Jesús sanó a la suegra de Pedro y se generaron rumores entre Santiago y Juan. De allí partió la enseñanza desde el servicio de Jesús.

Hay tres clases de servidores y desde allí parte el autoanálisis que cada uno debe hacer de acuerdo a su conducta y cómo usa sus talentos para la obra de Dios.

1. Servidores Hornomicroondas: Se encienden en un momento, tiene una dificultad y se desaparecen, porque son distantes y de momento.

2. Servidores Dolor de Muela: Viven con cara de mal genio, disgustados y con falta de amabilidad.

3. Servidor según Jesús: En el texto bíblico se muestra que un servidor no debe hablar mal de los demás. Santiago y Juan, después de salir de orar en la sinagoga, salieron a hablar mal de Simón y Andrés y darle quejas a Jesús. “Un servidor que hable mal de los demás no es un servidor, es un quejumbroso”.

Ahora es importante conocer las características de un verdadero servidor según Jesús:

  • La Alegría: con una actitud de servicio y gozo, siendo el reflejo de María con un corazón entusiasta y lleno de amor por el Señor. “El servicio no tiene recompensa, tiene bendición”, porque si cada uno sirve con alegría Él y su casa serán bendecidos.
  • Transformación: Dios obra y cambia la vida de quien lo busca.
  • Fraternidad: Como aquella solidaridad entre hermanos, pensando siempre en el bienestar del otro.
  • Oración: Como ese diálogo directo con Dios de forma constante y con gozo
  • Sencillez: Cuando es de corazón,  cada uno admira los talentos y valores de los demás.
  • Es ungido: Lleno del espíritu santo.

Seamos pues imitadores del carácter de nuestro Señor Jesús, dispuestos a amarle y servirle de corazón “El gran don que Dios nos da es el de perseverar".

Revive los momentos de la Asamblea Carismática.