Dios quiere libertad de que escojamos cual es la mejor forma de darle gracias y de tenerlo siempre en nuestros corazones, y así no estés cuando Él te llame a ser parte de ÉL, te seguirá esperando.