Esta enseñanza reflexiona sobre la oración y cómo poder aprender a mejorar esta experiencia, la oración es fundamental para la vida un creyente, ya que lo habilita para enfrentar de una mejor manera las dificultades que se nos presentan en la vida, con la oración no se solucionan de forma mágica los problemas, sino que ella nos ayuda a enfrentarlos.