El Padre Javier nos invita a confiar en la protección de Dios, desde la iluminación Bíblica de Isaías 26. En el Señor está la fortaleza de los siglos.