Esta enseñanza está basada en una meditación sobre la Pascua y la Resurrección, de lo que experimentaron los discípulos después de experimentar la Resurrección de Jesús en sus corazones, después de la crucifixión ellos se dispersan, pero la Pascua convoca y reúne, esto es lo que les sucedió a ellos, experimentar a Cristo Resucitado abre las puertas para la bendición.