A la luz del evangelio de Marcos, Horacio Trujillo nos muestra que se debe hacer para seguir a Jesús, cómo reconocer la verdadera cruz de Él y desechar aquellas que el mundo nos ofrece.