La paz

Me pregunto desde aquí, si realmente sabemos qué es la paz, ¿la hemos sentido y valorado realmente? Pienso que la manoseamos repetidamente, sin conocer exactamente su valor. No hablo de una paz representada en un papel que incluye a dos protagonistas en un conflicto que tiene más de 60 años cobrando víctimas, igualmente valiosas, en…

Leer más
Compartir

Me permito equivocarme

Si de algo puedo estar seguro, si hay una certeza que llevo conmigo, es que no soy nada perfecto, que estoy lleno de defectos y que sin duda ellos me hacen ser yo, y no otra persona. Sin embargo, la lista de defectos que he ido escribiendo a lo largo de esta corta, pero aparentemente…

Leer más
Compartir

La esperanza

Ah si que difícil resulta vivir con esperanza. Y no me refiero a la esperanza en la vida eterna, a la esperanza que me suministra Dios y la fe. Me refiero a la que te hace pensar en que el mundo tiene un futuro viable. Pareciera que hay una confabulación universal para matar la esperanza.…

Leer más
Compartir

Cuando sea grande

Todos, absolutamente todos, hemos pasado alguna vez por la bella experiencia de la niñez. Nadie se salva de aquellos días en los que pocas cosas nos preocupan y tanto los días de sol como los días de lluvia se aprovechan. Un tiempo en el que lo único que importa básicamente es tener amigos y compartir…

Leer más
Compartir

Lo que es y lo que no es

Conceptos claros, eso es lo que necesitamos urgentemente. Llevamos años navegando en la ambigüedad. Años creyendo que si algo me conviene y me provoca debe llegar a mi sin importar si es legal o no. O si es bueno o malo. Esa ambigüedad toca casi todos los escenarios de la vida y no sé desde…

Leer más
Compartir

Amar, amarse

La educación, tiempo atrás, hablaba de ser estrictos y duros. Decía que a los bebes había que educarlos desde la barriga de la mamá, que si el niño lloraba en la cuna había que dejarlo llorar para no malcriarlo. Las correcciones eran a golpes, con castigos muy severos y los golpes llegaban a ser con…

Leer más
Compartir

Me llamó, aunque era yo…

Hoy no lo entiendo muy bien, le doy vueltas, intento encontrar las razones que tuvo para invitarme a mí, que no soy más que un ‘pelao’ empezando sus primeros 20 años, con muchos sueños, con alguna que otra inmadurez… lo pienso y no lo entiendo. Yo me miro y digo ¿de verdad me llamaste a…

Leer más
Compartir

Aceptar que el tiempo pasa

Cada día pido a Dios que me ayude a envejecer con dignidad. Envejecer con dignidad no quiere decir no tener sueños, no darse gustos, no pasarlo bien, no arreglarse o echarse a morir. Envejecer con dignidad es aceptar que hay gente nueva, con ideas, pensamientos e ímpetus, que ya no tenemos y que debe ocupar…

Leer más
Compartir

Cuando Dios no me escucha

Me ha pasado muchas veces. Oro, oro mucho y no sucede absolutamente nada. Clamo con fe, pido con perseverancia, y nada, no sucede nada. Mientras tanto las situaciones difíciles crecen, pareciera que se refuerzan con cada oración que aparentemente no es escuchada. Me lleno de frustración, de preguntas que probablemente no tienen respuesta, incluso, ese…

Leer más
Compartir