Palabras vacías

No tenemos ni idea de todo el poder que tienen las palabras. Con ellas podemos hacer sentir bien a alguien, unas buenas palabras pueden llegar a hacer que el otro se sienta pleno y feliz. Pero también, se corre el riesgo de que las palabras que pronunciamos, acaben siendo muchas veces motivo de tristeza e…

Leer más
Compartir

Algún día será mañana

Si algo he aprendido en todos los años que llevo contados siendo un soñador empedernido, es que uno por el futuro no debería preocuparse. Sin embargo, yo más de una vez he dejado que esa parte del tiempo (que no se si exista) me quite el sueño y me robe la concentración cuando estoy enfocado…

Leer más
Compartir

«Cuando llegue la noche»

Cuando llega la noche, ahí estás Eres faro que alumbra el ocaso en el que me suelo perder Eres luz que guía el paso errante de este ser que te busca en oscuridad Eres el fuego que en una noche oscura solo puede ser sinónimo de calor y camino... Cuando llega la noche no te vas al contrario…

Leer más
Compartir

Dios, sálvame…

Me han dicho que enviaste a tu hijo para salvarme, pero no tengo muy claro aún de qué. De la muerte dicen algunos, y lo dejan ahí, no profundizan. Hoy, quiero hacer un breve momento de súplica, hoy quiero que me salves de algo más que de la simple muerte, hoy quiero que me salves…

Leer más
Compartir

Empezar desde abajo

Estoy convencido que la mayoría de aquellas personas a las que admiramos, que aquellas que tenemos como ídolos, en algún momento de la vida tuvieron que empezar desde abajo, desde ese lugar en el que no se tiene nada, y en el que con lo único que se cuenta es con maletas que más que…

Leer más
Compartir

Desempeliculate

Si algo tengo claro a esta altura de la vida, es que uno no le puede parar mucha bola a esa parte de la conciencia que se vive armando teatros a cada momento. Estoy convencido que la mente tiene la capacidad de crear shows barbaros, de poner miedo en donde no hay amenazas, de armar…

Leer más
Compartir

Salta, algún piso aparecerá

Una de las excusas más frecuente para no tomar decisiones trascendentales, es que no sabemos qué nos puede esperar luego de tomar la decisión. Cuando no tenemos nada seguro, incluso, cuando lo tenemos, saltar hacía la cosas nuevas es muy difícil, quizá por ese instinto que es tan humano y que evita que nos volvamos…

Leer más
Compartir