Nos hemos encontrado con Dios y eso es importante para nuestra vida, tenemos una cotidianidad en donde muchas veces dejamos que la rutina nos abrace, pero en el encuentro con Dios, es importante permitirle a Él que nos ayude a vivir una vida donde aunque haga las mismas cosas, vayamos más allá de lo común y corriente que hacemos siempre aun en nuestra vida espiritual y en las otras dimensiones de la existencia, el encuentro de Moisés con Dios en el capítulo 3 del éxodo nos revela algunos elementos.