30 de marzo, 2019

En la peluquería

Esta distinguida y amable señora, y desde las ocho de la mañana está aguardando su turno en la peluquería. Viste refinadísimamente, aunque recuerda muy bien, pues tiene muy buena memoria, aquel refrán que dice:”La mona, aunque se vista de seda, mona se queda”. Tiene un cuello largo, pero se disimula con muchos collares. En ese…

Leer más
Compartir