20 de noviembre, 2018

Ser luz del mundo

La noche estaba cálida. Realizaba los últimos retoques de cierre para disponerme a salir, cuando de repente alguien tocó la puerta. Era una joven esbelta con cabello negro y un vestido azul claro, por mi mente pasaron muchas excusas: “Ya es tarde, no puedo”, “Hoy nos fue mal”, etc. Así que, con un gesto le…

Leer más
Compartir