4 de abril, 2014

Actitud de vencedores

Vivir en la Cuaresma es teológicamente vivir en el desierto. El desierto es el lugar de la intimidad con Dios (Oseas 2,14) y es también el lugar de la prueba, en él se pone a prueba la fidelidad con Dios. Quisiera trabajar con ustedes, en este día, el desierto como experiencia de prueba, ya que considero que es muy probable que nosotros estemos viviendo momentos duros y difíciles en las distintas dimensiones de nuestra vida...

Leer más
Compartir