Durante el mes de enero (del 15 al 21), el Papa Francisco visitará estos dos países, y con motivo de su visita apostólica envió un mensaje a todos nuestros hermanos de Chile y Perú.

Afirmó en primera instancia viene a estos países como un peregrino de la alegría del Evangelio. Con deseos profundos de compartir la paz y la esperanza del Señor.

El papa también manifiesta que conoce la historia de ellos, y que sabe de todo lo que han luchado, por eso también dice que desea experimentar la cercanía de Dios, que nos abraza y nos consuela, que quiere que todos unidos den gracias por la fe, el amor de Dios y por los hermanos más necesitados.

El Santo Padre les recuerda que no están solos y que él y la Iglesia siempre los miran y los acogen.

La paz sólo viene de Dios, y se sostiene en la justicia, hay que pedir la paz que nos trae el resucitado, esa paz que trae alegría y nos lleva a ser misioneros, a salir al encuentro con los demás.

Colocó en manos de nuestra amada Virgen Santa, Madre de América este viaje apostólico, y todas las intenciones que hay en los corazones, para que ella nos acoja y nos enseñe el camino hacia su hijo.

Finalmente pidio que no se olviden de rezar por él.

A continuación te compartimos el mensaje completo: http://bit.ly/2CMVT2B