Los ojos expresan mucho, mirar con los ojos de Dios es la santidad.