La familia que ora junta, se mantiene junta. El amor bonito no tiene final.