La valentía de una madre es sólo comparable con el amor de Dios, sin importar lo que tenga en frente el valor es más grande.