El abrazo del Padre es más valiente que cualquier problema.