La inclusión de las periferias a las que nos invita el Papa, debe ser creativa e innovadora.