Así nos quiere Dios libres y felices…