Hasta en los más pequeños detalles Dios se manifiesta.