A la luz de las velas elevemos una oración a nuestra Madre María.