El brillo de Cartagena, se contagia de la mirada de sus habitantes…