Encontrar la mirada de Dios en todos lo que te rodean.