Hoy quiero que reflexionemos sobre la pareja que hemos construido en este caminar de amor; diría más bien, sobre nuestra actitud frente a la realidad de pareja en nuestra actualidad. Debo aclarar que me refiero a la pareja original -varón y mujer- , algunos quizá nos les gustará la aclaración, pero no puedo ir contra lo que pienso y creo.

Hoy el tema de pareja está muy de moda e inclusive se olvida la importancia que ella tiene como base fundante de una familia. Quiero que toquemos tres de los muchos puntos que existen en relación a la pareja:

1. TU PAREJA ES PRIMERO

Hay que ser claros y saber que tu pareja está por sobre las demás personas, dejando claro que sucede cuando se inicia una familia por medio del matrimonio. No hablo de novios y demás. Cuando uno inicia una familia se une a la persona que lo va a acompañar en el caminar diario; el problema sucede cuando se coloca por sobre la pareja a los hijos, creyendo que es justificable aislar al hombre o mujer por cumplir de manera exagerada tu papel de padre o madre.

No estoy diciendo que no hay que amar a los hijos, se trata más bien de saber equilibrar el amor, conociendo que tu pareja siempre debe tener la prioridad. Tampoco quiero que dejemos a los hijos abandonados por “vivir” en pareja. Los extremos serán siempre dañinos; si somos adultos para tener hijos, también lo seremos para saber convivir. He hablado de hijos, pero no olvidemos que en otros casos la pareja está por debajo de papá, mamá, hermanos, amigos, trabajo, etc

2. TENER UN ESPACIO

Todos tenemos derecho a nuestro espacio y la pareja no es ajena a ésta necesidad. Estamos tan ocupados con las labores del hogar, nuestro papel como padre o madre, trabajo, misión y demás que olvidamos que aquella persona con la que inicié un proyecto de vida merece disfrutar junto conmigo en un espacio sólo para los dos.

No estoy negando que se pase chévere con los hijos, amigos pero también es momento de una cena de dos, un paseo de dos, una película para dos y muchas cosas que la pareja sabe que puede compartir. Olvidar pasar tiempo en pareja es permitir que se oxide una relación y en el momento que se quiera volver a retomar puede que sea un poco traumático.

3. LA DIFERENCIA ENRIQUECE

El error que se comete comúnmente en la relación de pareja, es creer que él o ella debe ser igual que yo. No se trata de alienarse gracias a tu pareja, es más que sepas reconocer que cada uno viene de una historia diferente y que la manera de expresar el amor será no exactamente como la tuya; con esto no estoy diciendo que hay que aceptar humillaciones porque la diferencia es que uno es violento y otro no. Hablo de diferencias manejables y que se pueden utilizar para bien de una relación. Mientras más busques que tu pareja sea como tú la quieres y no aceptes que siempre existirá diferencia no se avanzará en la relación.

Las relaciones no son sencillas, ya que con el amor también viene el dolor, pero un dolor natural no aquel que va contra tu dignidad; hoy descubre ese don que es la persona que acompaña tu vida y reconoce que la historia que construyan será siempre su final feliz.

Todos los miércoles hablaremos de la familia, hoy es turno de la pareja. Escúchanos a las 10:00 pm por http://minutodedios.fm/en-vivo