Las lecturas de hoy nos invitan a buscar nuestra fuerza en el Señor y en su invencible poder para así poder enfrentar cada situación que se presenta en nuestras vidas a diario. La vida trae alegrías y dificultades, pero en ese caminar continuo nosotros nos mantendremos de píe en toda situación siempre y cuando nos sostengamos en la roca que es Jesús. Pidámosle al Dios de la vida que nos enseñe a reconocer que es por sus fuerzas y no por las nuestras que podemos seguir en este camino llamado vida.

Escucha la homilía completa en:

A