San Bartolomé es apóstol y mártir, generalmente se identifica como Natanael que significa regalo de Dios. Nació en Caná de Galilea y fue presentado por Felipe a Jesús en un lugar cerca al Jordán, en donde el Señor lo invito a seguirle y desde ese momento lo agrego a los doce discípulos. Después de la Ascensión de Jesús al Cielo, predico en la India y allí fue coronado con el martirio.

Este santo fue uno de los doce apóstoles y lo pintaban con la piel en sus brazos como llevando un abrigo, la historia dice que su martirio fue que le arrancaron la piel de su cuerpo estando él vivo aún.

Se cree que su martirio ocurrió en Armenia, en la costa occidental del Mar Caspio, después de haber predicado también en Mesopotamia, Persia y Egipto. Allí Fue decapitado por el Rey Astyages en Derbend.

Al parecer sus reliquias están conservadas en la iglesia de San Bartolomé en la Isla Tiberina, en Roma. Se le representa con barba, libro y cuchillo, el que fue utilizado en su martirio.

San Bartolomé es patrono de los carniceros, fabricantes de libros, guantes, pieles, zapateros, sastres, mercaderes de queso, viñadores, albañiles y otros. También se le invoca contra desórdenes nerviosos.