En el contexto de la XIV semana minuto de Dios, bajo el lema “sigamos a Rafael”, se realizaron 2 conferencias para destacar la labor del Padre Rafael García Herreros, el día lunes resaltando su papel como comunicador social y el día miércoles su papel como educador social. En este segundo, se resaltó toda su vida y las diferentes facetas en las que desempeñó su carisma educador.

El Padre Diego Jaramillo, de una manera breve mostró, los primeros años como educador del Padre García Herreros, donde inició como “catedrático”, a través de la formación de sacerdotes, en seminarios diocesanos. Estos primeros 20 años daba idiomas como Inglés, Alemán, pero sobretodo latín y griego. Incluso de estos últimos quedaron varias traducciones de sus trabajos en griego, como: El libro de ejercicios de griego y un folleto de verbos irregulares de la lengua ática, escritos por él y otras traducciones que hizo a algunos libros de griego. También enseñó filosofía y algo de matemáticas y geometría.

Entrando a profundidad sobre el educador social, lo primero que desarrolló ya estando en Bogotá, fue la creación de las escuelas en la periferias de Bogotá, las cuales sustentaba solicitando a las empresas $200 por escuela ($50 pesos para arriendo, $50 para servicios, $100 para 2 maestros). Posteriormente se formó el colegio, que inicialmente también era escuela. Comenzó a soñar también la universidad, formó a través del programa minuto de Dios en tv, la radio; también fue un fundador, relata Padre Diego, un educador personalizado, con los habitantes del barrio minuto de Dios, a los cuales visitaba en sus casas y les enseñaba, hacía algo llamado la pastoral del diálogo, los medios escritos como los boletines como el mensajero, el hacha, entre otros. En estos boletines quedaba plasmado la mirada del Padre y el anhelo de formar una comunidad, donde todos eran hermanos, donde todos tenían que luchar para salir adelante.

Complementando la mirada detallada del Padre García Herreros desde sus papel como educador social comentaban los investigadores Adrián Tavares y Susana Ruiz, encargados de realizar una investigación documental, que busca la beatificación del Padre Rafael. Adrián, destaca que el Padre siempre busco un camino cristiano, para construir entre todos una educación que sirviera a todos, sin discriminar cultura, ni tecnologías, ni saberes prácticos. Buscaba constantemente como hacer una Colombia educada y en convivencia.

Susana por su parte nos mostró que el Padre Rafael siempre vio a los seres humanos como criaturas de Dios y obras máximas de él, y por ello su preocupación era contextualizar, estar al día en los problemas sociales y los niños que terminaban siendo parte de esto. Nos relata que la apuesta del padre, iba dirigida a repensar la educación, que el papel primordial para prevenir y formar, era la educación. Detrás de las problemáticas que padecía Colombia había un tema de educación en su fondo, y que la forma de hacerle frente, estaba en un énfasis educacional de lo ético y lo moral.

Continúa Susana relatando el papel de las leyes y las penas también estaban contempladas bajo la mirada del padre Rafael, destacando que las cárceles no era muy útiles a la sociedad, que era mejor unos centros de formación, donde las personas se re-educaran, para estar en la capacidad de construir el mundo con el resto de ciudadanos.

Finalizando se destacó por parte de los investigadores y del Padre Diego, el papel tan importante de la renovación de las obras, ya que en muchos casos, cuando líderes sociales, construyen proyectos, estos, se acaban poco después que su creador falleció. Con el Padre García Herreros y su obra no sucedió esto, todo lo contrario, se renovó, creció y hoy en día sigue siendo fuente de ayuda para los más necesitados.