Siguénos en

Dios nos da un nuevo año de vida, se nos vienen muchas cosas a la cabeza, nuestra infancia y reflexionamos sobre trascurrir del tiempo, pero para nosotros lo más importante es la oportunidad de vivir, de sentir, de amar, de emprender nuevos sueños, y si estamos en Dios diremos como el salmista “Doy gracias al Señor de todo corazón, en compañía de los rectos, en la asamblea. Grandes son las obras del Señor, dignas de estudio para los que las aman”.

En este día tan especial recordamos a nuestros padres, hermanos, demás familiares, y amigos, que han hecho parte de nuestra historia, de nuestras luchas y esfuerzos. Damos gracias a Dios porque nos ha permitido estar en este mundo y le pedimos que quite toda barrera en nuestra vida, y nos ayude a ser felices, agradeciendole por todo lo que ha hecho en nuestras vidas.

  • 1
  • 2
  • 3

.: Publicidad :.